jueves, 9 de junio de 2011

OLLANTA HUMALA SE PREPARA PARA VISITAR A SUS "AMIGOTES"


COMO VIAJAN LOS PRESIDENTES POPULISTAS
José (Pepe) Martel

¿Que está sucediendo en Latinoamérica y el Caribe con un populismo hiperactivo de presidentes haciendo de las suyas desenfrenadamente? Lo más curioso es que son elegidos de forma abrumadora por el voto popular mediante elecciones libres y aparentemente democráticas. ¿O es que el capitalismo con sus virtudes y promesas son insatisfechas y cuestionadas por una mayoría de electores que al votar seleccionan al candidato de izquierda extrema y no al conservador democrático? No es nada oculto lo que sucede en muchos países del continente americano. Y ahora para ser más exactos el triunfo de Ollanta Humala como el nuevo presidente de Perú derrotando a su opositora, Keiko Fujmori, con 7.3% arriba, que nos hace pensar que algo sucede con los candidatos de derecha y de centro. Algo sucede cuando una mayoría abrumadora elige a un izquierdista, golpista y furibundo populista.

Y lo más asombroso del caso es que todos son amigos de Fidel y Raúl Castro, protagonistas de una revolución que no creció a una democracia representativa, sino que se troncó en una tiranía de más de medio siglo que ofrece solo hambre, miseria y represión. O la gente está loca o algo sucede con la forma de gobiernos de democracia capitalista. Todos sabemos que la corrupción y latrocinio de gobiernos democráticos han llevado a esos pueblos a la desesperación y al caos, haciendo una votación encontrada eligiendo al candidato mañoso y engañoso que promete cosas que nunca cumple. Eso ha sucedido con Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y ahora Perú, que según la prensa tiene una economía robustecida y considerado el segundo mandato de Alan Garcia como óptimo y excepcional. Salió premiado el populismo tan conocido en Latinoamérica como pillo, mentiroso, embustero y devastador.

Y lo más lindo del caso es como sus mandatarios viajan constantemente a visitas fraternales entre ellos. El quinteto Chávez, Correa, Evo, Ortega, Lula son asiduos huéspedes en Punto Cero. El enfermo permanente los recibe y les da consejos de cómo ser mejores totalitarios. Y ellos le hacen caso sabiendo que Fidel dijo ante la prensa que "el socialismo cubano había sido un fracaso y que no se lo recomendaba a nadie". ¡Chúpate esa! Lo dijo y al parecer la gente es sorda o están "comiendo de lo que pica el pollo".

Al escenario sube otro nuevo "que bien baila" el nuevo presidente electo, Ollanta Humala, pieza que faltaba para la formación del Quinteto Populista de Hugo Chávez. Quietos al parecer la presidenta argentina, Cristina Fernández y el sacerdote presidente de Paraguay, Fernando Lugo. Tranquilos desde un tiempo otros dos que bailan esa misma música más calladamente, el guatemalteco Colom, el dominicano Leonel Fernández, ambos buscando postulaciones para sus respectivas primeras damas. De que a ciertas personalidades les gusta el poder es cierto, les priva. Donde la cosa está de "yuca y ñame" es en Honduras, donde todo ese trabajo laborioso del ex-presidente provisional Micheletti se ha ido al piso con el perdón judicial concedido a Manuel "El Charro" Zelaya, quien regresa con honores y limpio de culpas con la fuerza y el respaldo de Chávez y bajo cuerdas el chantaje de todo aceptado y Honduras regresa a la OEA. La farsa es a toda vista ya que desde hace tiempo la Organización de Estados Americanos es un reverenda basura burocrática de infestados representantes que nada positivo ofrecen.

Los pueblos siguen condenados a vivir en la mentira y del chantaje de gobiernos corruptos y poderes ocultos. No se vislumbra futuro mientras existan estos viajantes que solo piensan en enriquecerse y viajar como turistas privilegiados. Se necesitan escuelas que garanticen instrucción, empleos, viviendas decorosas y vergüenza de estado. ¿Cuál es la causa que esos populistas sean elegidos y no los postulados de derecha conservadora? Algo sucede y nadie a tratado de buscarle la solución a ese fenómeno que es cierto y verdadero. Se palpa y observa que los gobiernos democráticos no son los mejores y que sus ambiciones son negativas para una mayoría que languidece, sufre y padece de muchas necesidades para subsistir. La miseria es vista en todos los ángulos en este continente abandonado y sumido en total deterioro social, económico y político. Mientras no se produzca un cambio radical, el populismo nos llevará al abismo.

Miami, Florida, USA
joselmartel@yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada